Actividades Capaces de Degradar el Ambiente

De acuerdo con la Ley Orgánica del Ambiente, se consideran Actividades Capaces de Degradar el Ambiente aquellas que:

  • Contaminen o deterioren de forma directa o indirecta la atmósfera, el agua, los fondos marinos, el suelo y el subsuelo.
  • Impacten de forma negativa las comunidades biológicas, vegetales y animales.
  • Aceleren los procesos de erosión o propicien la generación de movimientos de tierra, derrumbes y cárcavas.
  • Alteren el curso natural de las aguas.
  • Provoquen sedimentación en los cuerpos de agua.
  • Alteren las dinámicas químicas, físicas y biológicas de los cuerpos de agua.
  • Afecten los equilibrios de los humedales.
  • Generen residuos y desechos peligrosos y no peligrosos.
  • Presten servicio de manejo de desechos peligrosos (Almacenamiento temporal, transporte, tratamiento y disposición temporal o final).
  • Presten servicios de manejo de mercancías peligrosas (Almacenamiento y transporte)
  • Estén relacionadas con la introducción y utilización de productos o sustancias no biodegradables.
  • Produzcan ruidos, vibraciones y olores molestos.
  • Contribuyan con el agotamiento de la capa de ozono.
  • Incidan sobre el cambio climático.
  • Produzcan radiaciones ionizantes, energía térmica, energía lumínica o campos electromagnéticos.
  • Contribuyan con la eutrofización de lagos, lagunas y embalses.
  • Introduzcan especies exóticas.
  • Liberen organismos vivos modificados genéticamente.
  • Ocasionen alteraciones en las cadenas tróficas, flujos de materia y energía en las comunidades animales y vegetales.
  • Afecten la sobrevivencia de especies amenazadas, vulnerables o en peligro de extinción.
  • Ocasionen cambios negativos en los ecosistemas protegidos.
  • En general, las que puedan dañar el ambiente o tener una incidencia negativa sobre las comunidades biológicas, la salud humana y el bienestar colectivo.

 

Volver a Trámites

A %d blogueros les gusta esto: