En ambientes de trabajo calurosos, trabajar puede resultar bastante incómodo o incluso agobiante, especialmente si no corre el aire y si además, la humedad del ambiente es alta.

Algunos procesos de trabajo requieren o producen mucho calor (trabajos con hornos, fundiciones, etc.) o en actividades donde se realiza un esfuerzo físico importante, o donde es preciso llevar equipos de protección individual, las condiciones de trabajo pueden provocar algo más serio que la incomodidad por el excesivo calor y originar riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores. En ocasiones especialmente graves pueden llevar a la muerte.

 

 

Los riesgos del clima local

Dadas las condiciones climáticas presentes en Venezuela a lo largo de todo el año, especialmente en horas del mediodía, esta amenaza se extiende a muchos más tipos de trabajos y condiciones. Sobre todo se hace especialmente peligrosa en los trabajos al aire libre.

El calor es un peligro para la salud porque nuestro cuerpo, para funcionar con normalidad, necesita mantener invariable la temperatura en su interior en torno a los 37 ºC. Cuando la temperatura central del cuerpo supera los 38 ºC ya se pueden producir daños a la salud y, a partir de los 40,5 ºC, la muerte. (1)

Estrés térmico por calor

Es la carga de calor que los trabajadores reciben y acumulan en su cuerpo y que resulta de la interacción entre las condiciones ambientales del lugar donde trabajan, la actividad física que realizan y la ropa que llevan. El estrés térmico por calor no es un efecto patológico que el calor puede originar en los trabajadores, sino la causa de los diversos efectos patológicos que se producen cuando se acumula excesivo calor en el cuerpo.

Al trabajar en condiciones de estrés térmico, el cuerpo del individuo se altera. Sufre una sobrecarga fisiológica, debido a que, al aumentar su temperatura, los mecanismos fisiológicos de pérdida de calor (sudoración y vasodilatación periférica, fundamentalmente) tratan de que se pierda el exceso de calor. Si pese a todo, la temperatura central del cuerpo supera los 38 ºC, se podrán producir distintos daños a la salud, cuya gravedad estará en consonancia con la cantidad de calor acumulado en el cuerpo. (1)

La termorregulación

Para tratar de eliminar el exceso de calor, se ponen en funcionamiento los mecanismos de termorregulación del propio cuerpo, cuyo centro se sitúa en el cerebro, a nivel del hipotálamo. Esta termorregulación fisiológica se caracteriza porque los trabajadores empiezan a sudar (al evaporarse el sudor de la piel, ésta se enfría) y, además, aumenta el flujo de la sangre hacia la piel (vasodilatación periférica) para llevar el calor del interior del cuerpo hacia la superficie y ser expulsado al exterior, por lo que el volumen sanguíneo circulante y la frecuencia cardíaca aumentan.

Cuando se trabaja en condiciones de estrés térmico por calor durante mucho tiempo seguido sin hacer descansos, llega un momento en que se tiene tanto calor que se siente incomodidad, apatía, disminución de la atención, aumentando la probabilidad de que ocurran accidentes de trabajo. (2)

 Efectos del estrés térmico por calor

La exposición al calor puede ser la causa de accidentes de trabajo, algunos de ellos mortales.

La causa del problema no es sólo la elevada temperatura, sino la acumulación excesiva de calor en el organismo, que se puede producir tanto por las altas temperaturas, como por el calor que genera el cuerpo en actividades físicas intensas. Además, existen factores personales que incrementan el riesgo de accidente como, por ejemplo, que los trabajadores puedan padecer dolencias previas (enfermedades cardiovasculares o respiratorias, diabetes, etc.)

El estrés térmico por calor resulta especialmente peligroso en los trabajos al aire libre, como en la construcción, la agricultura o en los trabajos de obras públicas debido a la alta exposición al calor por las condiciones climáticas.

La exposición al calor puede causar diversos efectos sobre la salud, de diferente gravedad, tales como erupción en la piel, edema en las extremidades, quemaduras, calambres musculares, deshidratación, agotamiento, etc. Pero, sin duda, el efecto más grave de la exposición a situaciones de calor intenso es el golpe de calor. Cuando se produce el llamado golpe de calor, la temperatura corporal supera los 40,6 ºC, siendo mortal entre el 15 % y 25 % de los casos. (3)

Daños y riesgos a la salud por estrés térmico por calor

Los riesgos que puede llegar a generar el estrés térmico, pueden presentarse muy rápidamente, de repente, y tener desenlaces rápidos e irreversibles, aunque la mayoría de las veces las causas del estrés térmico son fácilmente reconocibles y la posibilidad de que se produzcan daños es igualmente previsible.

Cuando las condiciones no son extremas, el estrés térmico puede pasar inadvertido y producir daños a los trabajadores.

El exceso de calor corporal puede:

  • Aumentar la probabilidad de que se produzcan accidentes de trabajo.
  • Agravar dolencias previas (enfermedades cardiovasculares, respiratorias, diabetes, etc.)
  • Producir las llamadas “enfermedades relacionadas con el calor” (Erupciones cutáneas, calambres, deshidratación, etc.)

Cómo reconocer y tratar el estrés térmico por calor (4)

El cuerpo humano mantiene una temperatura que fluctúa entre 36°C y 38°C. Cuando la temperatura del cuerpo sobrepasa este nivel, el cuerpo reacciona para eliminar del exceso de calor. Sin embargo, si el cuerpo sigue recibiendo calor en una cantidad mayor a la que puede eliminar, la temperatura corporal aumenta y la persona sufre estrés térmico. Los problemas de salud derivados del estrés térmico son conocidos como trastornos causados por calor. Este tipo de trastornos ocurren más a menudo cuando se está realizando trabajo físico arduo en ambientes calurosos y húmedos y cuando el cuerpo, como consecuencia, pierde demasiado fluido y sal en el sudor.

El estrés térmico puede resultar en una variedad de problemas que van desde sarpullidos de la piel y mareos hasta convulsiones y pérdida de la conciencia. Los primeros síntomas, como son fatiga excesiva, letargo, irritabilidad, falta de coordinación y confusión, pueden causar accidentes serios. A menos que se les trate con prontitud estos síntomas pueden convertirse rápidamente en aflicciones serias que incluyen convulsiones y pérdida de la conciencia.

Los trabajadores deben reconocer las primeras señales y síntomas. Si el estrés térmico no se reconoce y trata en su comienzo, puede tener efectos serios en el cuerpo, tales como calambres, agotamiento, o insolación (la que puede poner en riesgo la vida del trabajador).

Calambres causados por el calor

Los calambres causados por el calor son espasmos musculares dolorosos causados por la pérdida excesiva de sal a través del sudor; generalmente son el resultado de actividad física intensa o de trabajo físico en condiciones de calor. Usualmente, afectan los músculos que se han usado más, tales como los de las piernas y abdomen. Típicamente, se presentan al final de un día de trabajo o después de que los músculos se han enfriado (por ejemplo, al tomar un ducha después del trabajo).

Es importante distinguir los calambres causados por calor de aquellos, más comunes, que se presentan durante una sesión de trabajo arduo.

Los calambres comunes se alivian con descanso y masaje. Los calambres causados por el calor, por lo contrario, se curan sólo después de que se ha repuesto la cantidad de sal perdida.

Señales y síntomas

  • Dolor muscular o espasmo
  • Sudoración excesiva
  • Espasmos
  • Dolores musculares en brazos, piernas, abdomen, etc.

Pueden aparecer durante el trabajo o después

Tratamiento

  • Mueva el trabajador a un ambiente más fresco; si es posible, recuéstelo y remueva, o suelte, toda ropa que está apretada.
  • Refrésquelo con una esponja húmeda o abanicándolo. Preocúpese de no enfriarlo excesivamente. Si el trabajador empieza a tiritar, pare.
  • Si el trabajador está completamente alerta y sin náuseas, suministre fluidos por vía oral. Los mejores son jugos, gaseosas sin cafeína, bebidas rehidratantes (bebidas deportivas), o una solución de agua con sal (1 cucharadita de sal para medio litro de agua). No es recomendable el consumo de bebidas alcohólicas o con cafeína. Es importante notar que seguir trabajando bajo tales circunstancias puede llevar al agotamiento por calor, un trastorno de mayor seriedad. Si un trabajador experimenta calambres junto con otros síntomas tales como fatiga, debilidad, dolor de cabeza, enfermedad gastrointestinal, o confusión, entonces puede ya estar sufriendo de agotamiento por calor o de insolación.
  • Hacer ejercicios suaves de estiramiento y frotar el músculo afectado. No realizar actividad física alguna hasta horas después de que desaparezcan.
  • Llamar al médico si no desaparecen en una hora.

Los calambres causados por el calor se curan sólo después de que se ha repuesto la cantidad de sal perdida.

Agotamiento causado por el calor

El agotamiento por calor se presenta producto de la pérdida excesiva de agua y sal debido a la sudoración durante períodos prolongados de esfuerzo físico, cuando la cantidad de líquidos ingerida no es suficiente para contrarrestar la cantidad perdida. Es más serio que los calambres causados por el calor y el trabajador presentará varias señales y síntomas. Puede desembocar en golpe de calor.

Señales y síntomas

  • Respiración corta
  • Aumento en la frecuencia respiratoria
  • Pulso rápido y débil
  • Piel fría, pálida y húmeda
  • Sudoración
  • Debilidad, fatiga y mareo
  • Dolor de cabeza y náusea
  • Desmayo
  • Calambres musculares

Las señales y síntomas son los mismos que para un caso de shock leve. La presencia del sudor es un factor importante porque es, a menudo, la única manera de distinguir el agotamiento causado por calor de la insolación, un problema que es más grave. Los trabajadores que sufren de agotamiento por calor deben ser transportados a un centro de asistencia médica.

Tratamiento

  • Mueva al trabajador a un lugar más fresco. En lo posible, recuéstelo y remueva, o suelte, toda ropa que está apretada.
  • Refrésquelo con una esponja húmeda o abanicándolo. Preocúpese de no enfriarlo excesivamente. Si el trabajador empieza a tiritar, pare.
  • Si el trabajador está completamente alerta y sin náuseas, suministre fluidos por vía oral. Los mejores son jugos, gaseosas sin cafeína, bebidas rehidratantes (bebidas deportivas), o una solución de agua con sal (1 cucharadita de sal para medio litro de agua). No se recomienda el consumo de bebidas alcohólicas o con cafeína.
  • En la mayoría de los casos, ocurrirá una mejoría notable en media hora.
  • Sin embargo, aún es preciso transportar al paciente a un centro de asistencia médica.

Insolación

La persona sufre una insolación cuando los mecanismos de disipación del calor que posee el cuerpo están agobiados y fallan. La insolación es una condición muy peligrosa con la cual la temperatura central del cuerpo sobrepasa los 41°C, y que incluso puede ser fatal. Con esta alta temperatura, la sudoración se detiene, lo que causa que la temperatura del cuerpo suba aún más. Las funciones mentales de la persona pueden verse afectadas. Sin asistencia médica, la insolación puede ocasionar pérdida del conocimiento, daño cerebral irreversible y muerte.

La insolación puede presentarse en un cuadro muy rápido o estar precedida de fatiga causada por calor.

Señales y síntomas

  • Piel acalorada, seca y enrojecida
  • Ausencia de sudor
  • Agitación, confusión
  • Disminución en el nivel de consciencia
  • Dolor de cabeza
  • Náusea y vómitos
  • Crisis convulsiva
  • Aumento en la frecuencia respiratoria
  • Pulso irregular
  • Shock
  • Paro cardíaco

La presencia de piel acalorada, seca, enrojecida y sin ninguna evidencia de sudor es una de las señales más importantes que se pueden usar para distinguir a la insolación de otras enfermedades causadas por el calor.

La insolación puede ocurrir rápidamente y sin anuncio. Las personas no deben trabajar solas o sin supervisión en condiciones que puedan causar trastornos por estrés térmico.

Tratamiento

  • Preocúpese de las vías respiratorias, la respiración y la circulación en la medida que sea necesario.
  • Mueva el trabajador hacia el lugar más fresco disponible.
  • Recuéstelo en posición supina (de espaldas) a menos que el trabajador esté vomitando o teniendo una crisis convulsiva. En este caso, recuéstelo en posición w boca abajo o lateral (de lado).

¡La insolación constituye una emergencia médica!

  • Notifique a la persona encargada de primeros auxilios, llame al número de emergencias y/o coordine transporte inmediato a un centro de asistencia médica.
  • Remueva toda la ropa exterior y empápelo con agua fría o utilice sabanas húmedas frías. También sirve rociar todo el cuerpo con agua o mojarlo con una esponja; abanicarlo es también una buena idea.
  • Si el trabajador está completamente alerta y no tiene náusea suministre fluidos por vía oral. Los mejores son jugos, gaseosas sin cafeína, bebidas rehidratantes (bebidas deportivas), o una solución de agua con sal (1 cucharadita de sal para medio litro de agua). No se recomienda el consumo de bebidas alcohólicas o con cafeína.

Transpórtelo a un lugar de asistencia médica y continúe enfriándolo durante el trayecto.

Erupción cutánea

Es ocasionada por la piel mojada debido a excesiva sudoración o humedad ambiental.

Señales y síntomas

Erupción roja desigual en la piel. Puede infectarse. Picores intensos. Molestias que impiden o dificulten trabajar y descansar bien.

Tratamiento

Limpiar la piel y secarla. Cambiar la ropa húmeda por seca. Ducharse regularmente, usar jabón sólido y secar bien la piel. Evitar ropa ajustada. Evitar Infecciones.

Síncope por calor

Señales y síntomas

Al estar de pie e inmóvil durante mucho tiempo en sitio caluroso, no llega suficiente sangre al cerebro. Desvanecimiento, visión borrosa, mareo, debilidad, pulso débil.

Tratamiento

Mantener a la persona acostada con las piernas levantadas en lugar fresco. Aclimatación. Evitar estar inmóvil durante mucho rato, moverse o realizar alguna actividad para facilitar el retorno venoso al corazón.

Deshidratación

Causas, señales y síntomas

Pérdida excesiva de agua, debido a que se suda mucho y no se repone el agua perdida. Sed, boca y mucosidades secas, fatiga, aturdimiento, taquicardia, piel seca, acartonada, micciones menos frecuentes y de menor volumen, orina concentrada y oscura.

Tratamiento

Beber pequeñas cantidades de agua cada 30 minutos. Aclimatación. Evitar estar inmóvil durante mucho rato, moverse o realizar alguna actividad para facilitar el retorno venoso al corazón.

Golpe de calor

Causas, señales y síntomas

En condiciones de estrés térmico por calor: trabajo continuado de trabajadores no aclimatados, mala forma física, susceptibilidad individual, enfermedad cardiovascular crónica, toma de ciertos medicamentos, obesidad, ingesta de alcohol, deshidratación, agotamiento por calor. Puede aparecer de manera brusca y sin síntomas previos.  Fallo del sistema de termorregulación fisiológica. Elevada temperatura central y daños en el sistema nervioso central, riñones, hígado etc. con alto riesgo de muerte Taquicardia, respiración rápida y débil, tensión arterial elevada o baja, disminución de la  sudoración, irritabilidad, confusión y desmayo. Alteraciones del sistema nervioso central. Piel caliente y seca, con cese de sudoración. La temperatura rectal puede superar los 40,5ºC.

PELIGRO DE MUERTE

Tratamiento

  • Colocar al trabajador en una zona a la sombra y en un ambiente frío, a ser posible.
  • Debe desvestirse al trabajador y se recomiendan duchas con agua fría (15-18ºC). No debe utilizarse agua más fría de 15ºC, ya que se produciría una disminución de la pérdida del calor, debido a una constricción de los vasos sanguíneos cutáneos.
  • Si el trabajador está consciente, suministrarle agua fría para beber. Si está inconsciente, colocarlo en posición recostado sobre un lateral de su cuerpo, con la cabeza ligeramente ladeada, el brazo inferior atrás, extendido, el superior flexionado hacia adelante y arriba y las piernas flexionadas, más la superior que la inferior.
  • Otra posibilidad es cubrir el cuerpo con toallas húmedas, cambiándolas con frecuencia y, preferiblemente, en combinación con un ventilador eléctrico o un dispositivo similar, para que la temperatura del cuerpo disminuya algo más.

Contacte con un médico y, si es posible, lleve al paciente al hospital lo más pronto posible. A menudo, una persona que sufre un golpe de calor puede precisar oxígeno, administración de suero por vía intravenosa y, algunas veces, medicación adecuada.

¡ES UNA EMERGENCIA MÉDICA!

Referencias
  1. Instituto Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo. Calor y Trabajo. Prevención de Riesgos Laborales Debidos al Estrés Térmico por Calor. s.l. : Centro Nacional de Nuevas Tecnologías.
  2. Celdá, Juan Pedro López. Estrés Térmico por Calor. Comisiones Obreras de la Rioja. [En línea] [Citado el: 19 de 03 de 2016.] http://www.rioja.ccoo.es/webrioja/.
  3. INSHT. Instituto Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo. Trabajar con Calor. [En línea] 23 de 06 de 2014. [Citado el: 14 de 03 de 2016.] http://www.insht.es/.
  4. Work Safe BC. Prevención del Estrés Térmico en el Trabajo. 2005.
  5. Armendáriz Pérez de Ciriza, Pilar. Método simple de evaluación de molestias térmicas y riesgos debidos al estrés térmico Por observación directa de las condiciones de trabajo. Instituto de Higiene y Seguridad en el Trabajo. [En línea] [Citado el: 24 de 03 de 2016.]

También le puede interesar:

Formación: Charlas de Seguridad y Medio Ambiente

Uso de Plaguicidas en hogar – Parte I: Los insecticidas

 

 

A %d blogueros les gusta esto: