prevención de riesgos laborales

En cuanto a prevención de riesgos laborales, en muchas organizaciones esta responsabilidad parece recaer única y exclusivamente en el profesional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Este enfoque es erróneo; todos y cada uno de los integrantes de una organización desde la Alta Dirección hasta los operarios deben tener responsabilidades claramente definidas.

Hablemos del rol de los supervisores.

El rol de los supervisores en la Prevención de Riesgos Laborales

Un supervisor, tiene bajo su responsabilidad un equipo de trabajo y ante él actúa en representación de la Dirección.

Revisemos entonces cuáles son algunas de las responsabilidades de la Dirección en materia de Salud y Seguridad en el trabajo:

  • Asegurar que cada nuevo trabajador sea debidamente informado acerca de todos los aspectos relacionados con su puesto de trabajo y en especial, los riesgos laborales asociados a las actividades que desempeñará.
  • Establecer mecanismos de consulta y participación que permitan involucrar a los trabajadores en la mejora continua de la gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo.
  • Suministrar capacitación y formación a cada trabajador para las tareas que se requiere que ejecute y verificar que las ha comprendido con claridad, así como también los riesgos laborales asociados a sus funciones.
  • Velar el cumplimiento de las normas de higiene, seguridad y ergonomía.
  • Contribuir con la mejora continua de la gestión de prevención de riesgos laborales.
  • Exigir el uso correcto de los equipos de protección personal, así como también de su mantenimiento.
  • Asegurar y promover la mejora continua.
  • Apoyar al Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo
  • Garantizar que se cumplan las normas básicas de orden y limpieza en su área de trabajo.
  • Conocer el Plan de Respuesta a Emergencias cuál es su rol dentro del grupo de respuesta.
  • Proceder oportunamente en caso de accidentes laborales y facilitar el proceso de investigación.

La comunicación y la prevención de accidentes

La observancia de las normas de prevención de riesgos laborales debe estar estrechamente ligada a cada actividad que se realiza en el área de trabajo.

La prevención no debe considerarse como una opción a cumplir solamente cuando aparece “el policía”, es decir el profesional de seguridad.

El supervisor debe ser una persona en la que su equipo de trabajo pueda confiar.

Debe estar atento a las actitudes de los trabajadores:

  • si observa una actitud inusual en alguno de los miembros de su equipo es importante acercarse y propiciar una conversación;
  • facilite al trabajador que pueda manifestar si atraviesa por algún problema o si está molesto por alguna razón.

La comunicación fluida entre los trabajadores y su supervisor es fundamental en la prevención de accidentes.

Un supervisor enfocado en garantizar el bienestar y la motivación del equipo de trabajo logrará:

  • reducir el ausentismo laboral y la incidencia de accidentes,
  • mejorar la calidad y la productividad.

La gestión de prevención de riesgos laborales  es un pilar fundamental para el óptimo funcionamiento de una organización.

Es uno de los principales pilares para lograr una alta competitividad.

Tal vez le interese:

Curso en línea: El ruido – Efectos en la salud y medidas de prevención

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.