Energía no contaminante

Una de las prioridades a nivel mundial es ir reemplazando de manera paulatina el uso de combustibles fósiles para la generación de energía; la migración al uso de fuentes de energía limpia y no contaminante debe ser un objetivo para todos.

Si bien a nivel macro el cambio de tecnología corresponde a las empresas proveedoras de servicio de suministro de electricidad, en las organizaciones es posible ir realizando algunos cambios que contribuyan con el logro de este objetivo.

 

Urge reducir las emisiones de CO2

Entre las prioridades de los países a nivel mundial está reducir las emisiones de dióxido de carbono; lo que se busca es que el aumento global de temperatura no exceda los 2 grados centígrados en relación con los niveles preindustriales.

Para poder cumplir con esta meta debemos involucrarnos todos los actores de la sociedad en nuestros diferentes ámbitos de acción; es importante considerar el uso de energía no contaminante cuando vayamos a trabajar en nuevos proyectos.

 

 

Eficiencia energética

Las organizaciones de todo tipo pueden comenzar por evaluar la eficiencia en el consumo de energía en las actividades y equipos.

Se pueden identificar oportunidades de reducción del consumo de energía e implementar de manera gradual cambios que conduzcan a un uso eficiente de la energía y los combustibles fósiles, es especial en lo que tiene que ver con producción y transporte.

 

Uso de Energías limpias

Energías limpias

Gracias a la tecnología se han logrado importantes avances en lo que se refiere al aprovechamiento de la energía solar.

Si bien la inversión inicial para la adquisición e instalación de paneles solares y baterías de almacenamiento, el ahorro que representa en facturas de servicio eléctrico permite su amortización en un corto periodo de tiempo.

Por otra parte, son equipos que requieren un mínimo mantenimiento y ofrecen autonomía energética a sus usuarios;  por lo tanto, las ventajas de contar con fuentes de generación de energía eléctrica a partir de la energía solar son muchas en el mediano y largo plazo.

El uso de energía no contaminante debe ser una de nuestras prioridades en los planes de desarrollo de las organizaciones.

 

Para más información acerca de este y otros Objetivos del Desarrollo Sostenible puedes consultar en:

 

http://www.un.org/ sustainabledevelopment/es/